El blog de Javier García Aranda

El futuro de la Real Sociedad

Javier García Aranda – 2014

En noviembre de 1992, fecha en la que se redacta y publica este artículo, estaba en marcha la conversión de la Real Sociedad en sociedad anónima deportiva. Aunque en el caso de la Real el proceso se culminó sin especiales dificultades, la llegada al fútbol de pautas más mercantiles generaba, junto a la esperanza de un mayor grado de racionalidad económica, incertidumbre sobre el futuro de ciertas tradiciones que, a mi juicio, eran claves para el futuro de la Real Sociedad.

En particular, había llegado a mi conocimiento que, a la vista de los nuevos derroteros jurídicos y económicos por los que se preveía que iba a transitar el fútbol, en alguna instancia de la Real se pensaba que seguir manteniendo convenios con los clubes guipuzcoanos de fútbol podía no ser lo más conveniente para el futuro de la cantera realista, ya que era económicamente más rentable dejar que los clubes hicieran cantera por su cuenta y elegir después los productos que pudieran interesar a la Real para, previo pago, llevarlos a Zubieta.

No se si era sólo una mera hipótesis de trabajo o una estrategia en toda regla, pero me pareció que el tema merecía un posicionamiento público. A mi entender, la Real debe propiciar y vigilar de forma directa y exhaustiva la formación de los jugadores guipuzcoanos. Cualquier otra alternativa sería un suicidio deportivo y, a la postre, también económico.

Acceso a EL FUTURO DE LA REAL SOCIEDAD

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?