El blog de Javier García Aranda

Tocata y fuga

Javier García Aranda – febrero 2019

Quienes saben de música dicen que a menudo suele identificarse la tocata con el preludio porque ambas formas musicales se utilizan como introductorias de la fuga. Al parecer también cabe utilizar algunos de estos términos musicales para identificar los principales hitos de lo sucedido hace unos meses en un evento presuntamente deportivo.

La tocata sería el aviso sotto voce de que el personal de la Agencia Vasca Antidopaje (AVA) estaba haciendo acto de presencia en un campeonato convocado por la IFBB-Euskadi, la sucursal vasca de la International Federation of BodyBuilding and Fitness (sic), con el propósito de realizar los pertinentes controles.

Perfectamente identificada está La fuga de culturistas ante un control antidoping, título del reportaje publicado en Eldiario.es (15/10/2018) por la periodista Alba Díaz de Sarralde. En dicho reportaje se describe como, poco antes de empezar la anteriormente citada competición, la mayoría de los muy musculados deportistas (no especifica si había señoras, aunque podría haberlas habido) tomaron las de Villadiego. Tal fue la magnitud de la fuga que el evento tuvo que ser suspendido.

El preludio de lo acontecido fue difundido posteriormente por la AVA. En un comunicado sobre lo ocurrido se explicaba que entre dicha agencia y la susodicha IFBB-Euskadi se había suscrito un acuerdo para realizar controles en las competiciones que tuvieran lugar en el ámbito de la Comunidad Autónoma del País Vasco. La agencia añadía un dato tan interesante como significativo: en una competición celebrada unos meses antes, de un total de doce participantes cinco habían dado positivo en una o más sustancias de entre las siguientes: anabolizantes, estimulantes, diuréticos y drogas sociales (sic).

Dejando de lado las disquisiciones musicales, el asunto presenta al menos dos elementos para la reflexión: uno, como la propia AVA señala en su comunicado, la extendida sospecha de que hay un importante consumo de sustancias dopantes entre quienes practican el culturismo; dos, lo poco afortunado que resulta que la propia AVA utilice una terminología tan ambigua y poco rigurosa como drogas sociales para hacer referencia a sustancias dopantes.

Acceso a:

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?