El blog de Javier García Aranda

Anoeta 1990

Javier García Aranda – 2014

En el año 1990, el municipio de Donostia/San Sebastián era una de las zonas de Gipuzkoa con menor dotación de instalaciones deportivas públicas destinadas a la práctica de actividades físico-deportivas por la población en general. Y, además, el ayuntamiento no tenía un plan que previera las instalaciones deportivas que eran necesarias en la ciudad.

El entonces Director General de Deportes de la Diputación de Gipuzkoa, Juan Ignacio Gurrutxaga, ofreció al Ayuntamiento de Donostia/San Sebastián que el equipo técnico del Servicio de Deportes de la institución foral elaborase un documento que contribuyera a aclarar el panorama de futuro de los equipamientos deportivos de la ciudad.

El resultado fue un voluminoso y poco conocido “DOCUMENTO RELATIVO A LA DEFINICIÓN DE NECESIDADES Y PLANIFICACIÓN DE EQUIPAMIENTOS DEPORTIVOS EN DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN”, del cual asumo la autoría intelectual y buena parte de su redacción (en particular, la relativa a Anoeta).

Uno de los apartados del documento está dedicado a la “Determinación de los puntos de desarrollo de equipamiento deportivo en Donostia-San Sebastián”, en el que se señalan los que en aquel momento eran considerados “espacios o elementos susceptibles de utilización deportiva ubicados en la ciudad”,  y se realiza una reflexión sobre cada uno de ellos. Obviamente el documento no podía dejar de ocuparse de “la importante actuación prevista en Anoeta”.

En diciembre de 1990, al finalizar la redacción del documento, gran parte de las decisiones políticas y económicas más relevantes sobre Anoeta ya estaban tomadas. Y alguna de las deportivas también, entre otras, que el estadio en que iba a jugar la Real tuviera pistas de atletismo o mantener el edificio del Palacio del Hielo “Txuri-urdin.

Estas decisiones deportivas eran definitivas y un informe técnico redactado por funcionarios no podía cuestionarlas públicamente. Algunos errores parecían no tener ya remedio, aunque quedaba la posibilidad de que, cuando menos, en las actuaciones que se iban a llevar a cabo se tuvieran en cuenta algunos criterios deportivos que, a mi juicio, eran elementales.

El texto ANOETA 1990 es el apartado que el referido documento dedica al complejo deportivo de Anoeta. Es el primer capítulo de las “Historias de Anoeta”. Habrá más.

Acceso a ANOETA 1990

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?