El blog de Javier García Aranda

La cuestión territorial, un asunto pendiente

Javier García Aranda – septiembre 2017

Los manuales de Ciencia Política y Sociología suelen coincidir en señalar que, en el momento de producirse el proceso de cambio conocido como transición, estaban pendientes de resolver, además del político, tres grandes conflictos: el social, el religioso y el territorial. Como no podía ser de otra forma, un instrumento clave en el intento de dar solución a estos asuntos ha sido la Constitución de 1978 y el abanico de novedades normativas y reformas estructurales a que ha dado lugar.

Entre quienes han analizado la evolución de la sociedad española en los últimos cuarenta años hay un importante grado de consenso en señalar un cierto éxito en la resolución de las cuestiones social y religiosa, al tiempo que se reconoce el fracaso en lo que respecta al problema territorial. Un indiscutible ejemplo de ello es el grave conflicto existente en Catalunya (por el momento, entre el Concierto Económico, las invocaciones a la sempiterna foralidad y la coincidencia en las estrategias neoliberales de los poderes políticos y económicos españoles y vascos,  el País Vasco no ha entrado en la melé).

El proyecto de celebración del referéndum de autodeterminación de Catalunya del día 1 de octubre de 2017 ya se ha convertido en un hito histórico en el devenir del viejo conflicto territorial instaurado al son de la articulación borbónica del Estado español. A decir verdad, tal y como se están sucediendo los acontecimientos en las semanas previas a la fecha fijada para el referéndum, es difícil coger distancia tanto para analizar con una mínima dosis de objetividad la situación como para arriesgarse a vaticinar por dónde puede ir el futuro.

No obstante, suceda lo que suceda en Catalunya en el corto plazo, de lo que no cabe ninguna duda es de que la nueva dimensión que el conflicto territorial ha adquirido con el desarrollo de la Constitución de 1978 no se va a resolver sin una revisión en profundidad del texto constitucional y de los entramados político-administrativos que ha propiciado durante sus casi cuarenta años de vigencia.

Acceso a LA CUESTIÓN TERRITORIAL, UN ASUNTO PENDIENTE

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?