El blog de Javier García Aranda

La posreforma de Anoeta

Javier García Aranda – marzo 2017

Como accionista que soy de la Real Sociedad, he sido un asiduo asistente a la Junta General de Accionistas. Y no se me han olvidado las bochornosas asambleas que, entre unos y otras, montamos hace pocos años. Más de una, de dos y de tres. Suficientes como para que nos dé vergüenza acordarnos.

Hace un tiempo, con las aguas ya amansadas -por el momento-, pero sin que se hayan resuelto algunos aspectos estructurales que, a mi juicio, estaban en la base de aquellos tristes espectáculos, decidí no asistir a más. No es porque me haya hecho demasiado viejo (al menos para eso), sino porque no me veo ejerciendo de palmero, ni tampoco de txikito del alicate dispuesto a montar la tremolina. No es que antes, cuando asistía, hiciera alguna de las dos cosas: simplemente eran otros tiempos.

Pero si uno no va, calla. Y si uno calla, otorga. Así que, de vez en cuando, me tomo la libertad -que esa no me la quita nadie- de escribir algunas de las cosas que pienso (no todas; ni siquiera las que considero que tienen más enjundia). Aunque sólo sea para relajar las vísceras.

Acceso a LA POSREFORMA DE ANOETA

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?