El blog de Javier García Aranda

PENSANDO EL DEPORTE

Javier García Aranda – noviembre 2015

En la primavera de 2014, un año después de haber dejado de ejercer profesionalmente como técnico de deportes, expresaba mi preocupación porque, a causa de la dichosa crisis o con la excusa de su existencia, quedaran arrinconados sine die proyectos relevantes para el deporte guipuzcoano y vasco.

Así mismo, manifestaba el temor de que, dada la escasa vocación innovadora de quienes dirigen el deporte (limitación que no se circunscribe al ámbito guipuzcoano y vasco), hubiera ideas interesantes para el futuro del deporte que nunca llegaran a conocerse o lo hicieran como meras especulaciones y no como propuestas para el debate político.

No obstante, desde la certidumbre de que buena parte de esos proyectos e ideas estaban a disposición de quienes tenían responsabilidades en el deporte, remataba la reflexión proponiendo dar tiempo al tiempo y ver el desarrollo de los acontecimientos.

Desde mi punto de vista, ya ha pasado el tiempo suficiente. Y una gran parte de esos proyectos e ideas han caído en el olvido, sin que hayan sido reemplazados por otros mejores o no habiendo sido sustituidos por proyecto ni idea alguna.

Es prácticamente imposible llevar adelante proyectos de calado para el futuro del deporte sin los recursos de que disponen las administraciones públicas y sin que agentes del deporte se involucren en su desarrollo y ejecución. Pero se puede seguir PENSANDO EL DEPORTE y planteando ideas que, en algún momento, en algún lugar, alguien pueda desarrollar y utilizar para el diseño de políticas públicas o proyectos de liderazgo deportivo.


Salbutamol

Javier García Aranda – enero 2018

Por lo general, quienes padecemos problemas respiratorios crónicos no hemos tenido más remedio que, con mayor o menor frecuencia, medicarnos con salbutamol. La forma más habitual para administrarse este broncodilatador es el famoso Ventolin (al parecer se escribe sin tilde, aunque acostumbremos a pronunciarlo acentuando la “i”). No soy un consumidor habitual de este fármaco, pero alguna vez me ha sacado de algún que otro apuro. Por ese motivo tengo repartidos varios ventolines por las diversas mochilas y riñoneras con las que ando por la vida. Cuando era más joven incluso me acostumbré a llevar un ejemplar metido en uno de los calcetines. El salbutamol es, por tanto, un viejo compañero de fatigas. ¡Nunca esta expresión se ha ajustado más a la realidad!

El prospecto del Ventolin ya indica que es una “medicación de rescate” que sirve para sacar del apuro a quien tiene asma; aunque también se prescribe como “prevención del broncoespasmo” que puede ser “inducido por el ejercicio físico” o por la exposición a algún “estímulo alergénico conocido e inevitable”(sic). Hubo un médico que sabía de mis limitaciones respiratorias y de mi simultánea afición al deporte que me recomendó administrarme un par de “chutes” un rato antes de empezar a practicarlo, aunque  también me advirtió de su efecto estimulante y de que no me pasara con la dosis. El prospecto del medicamento es claro al respecto: en el epígrafe “Uso para deportistas” señala expresamente que el salbutamolpuede producir resultado positivo en las pruebas de control de dopaje”.

Acceso a SALBUTAMOL PARA TOD@S

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?


Los objetivos deportivos de l@s menores

Javier García Aranda – octubre 2017

Tanto los itinerarios deportivos como los tipos de prácticas deportivas acostumbran a definirse en función del grado de importancia que en ellos se adjudica al logro del rendimiento deportivo. La fijación de los objetivos deportivos y, en concreto, el grado de protagonismo que entre ellos debe tener la búsqueda del rendimiento es especialmente relevante en el caso de l@s menores de edad.

Acceso a LOS OBJETIVOS DEPORTIVOS DE L@S MENORES

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?


Actividades Deportivas Básicas

Javier García Aranda – abril 2017

Cada vez que ando PENSANDO EL DEPORTE, me muevo entre la duda por retomar alguna vieja idea que, en su momento, me parecía  interesante y la certidumbre sobre la dificultad que entraña redactar un texto que tenga cierto interés o, al menos, un aire inteligible para quien sea lego en la materia. Es el caso de las Actividades Deportivas Básicas (denominación que pide a gritos una aclaración terminológica), que tienen una historia ilustre, intermitente e inconclusa.

Ilustre, porque nacen con el Plan Vasco del Deporte 2003-2007 y marcan su segundo hito histórico en el Preavance del Plan Territorial Sectorial de Equipamientos Deportivos de Gipuzkoa (2010). Intermitente, porque, entre una y otra aparición en escena no se habló ni escribió nada relevante sobre ellas. Y espero que inconclusa, porque -en mi opinión- sigue siendo un concepto interesante para la planificación deportiva.

Acceso a ACTIVIDADES DEPORTIVAS BÁSICAS

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?


¿Para qué sirven las federaciones españolas?

Javier García Aranda – octubre 2016

Hace ya muchos años, en 1996, fui invitado a dar una charla a las federaciones deportivas de la Comunidad de Madrid que titulé La necesidad de refundar las federaciones deportivas: una asignatura pendiente del deporte moderno. Desde entonces mi visión sobre las federaciones deportivas se ha vuelto todavía más pesimista, hasta llegar a la conclusión de que, salvo raras excepciones, sólo aportan inconvenientes para que el deporte pueda estar a la altura de la realidad social del siglo XXI.

El anacronismo que, al menos con su actual concepción, representan las federaciones para el deporte tiene su expresión más genuina en las federaciones españolas, que con el paso de los años se han convertido en el más siniestro de los reductos de los regímenes predemocráticos del Estado español.

Acceso a ¿PARA QUÉ SIRVEN LAS FEDERACIONES ESPAÑOLAS?

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?


Dirigentes deportiv@s e ingenier@s soviétic@s

Javier García Aranda – mayo 2016

En los años 80, cuando fui nombrado funcionario, mi falta de pedigrí deportivo me hizo dudar de que tuviera un futuro profesional halagüeño en el sector. Nunca había sido un deportista destacado, ni dirigente de un club o una federación deportiva, ni había cursado estudios relacionados específicamente con el deporte. Sin embargo, no tardé mucho en poner en duda la idoneidad de ciertos itinerarios deportivos (académicos o no) para llegar a ser buen dirigente deportivo (dentro o fuera de la administración pública).

Patxi Galarraga, arquitecto e inestimable colaborador en la tarea de aportar racionalidad a la planificación de equipamientos deportivos, tras escuchar mis tesis sobre los perfiles y los déficits de formación de buena parte de l@s dirigentes deportiv@s, me sugirió la lectura de “El fantasma del ingeniero ejecutado” (Loren R. Graham; CRÍTICA, 2001). Patxi tenía razón: hay un curioso paralelismo entre el fracaso de la industrialización de la extinta Unión Soviética y la mediocridad en la que permanece sumida la dirección deportiva por estos lares.

Acceso a DIRIGENTES DEPORTIV@S E INGENIER@S SOVIÉTIC@S

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?


Dopaje

Javier García Aranda – marzo 2016

Dice la RAE que dopaje es la acción y efecto de administrar fármacos o sustancias estimulantes para potenciar artificialmente el rendimiento del organismo, a veces con peligro para la salud. La definición no es aplicable en exclusiva al ámbito del deporte, pero el término dopaje se viene utilizando únicamente para hacer referencia al uso de sustancias prohibidas por parte de deportistas.

Como escribí en una reflexión añeja, “si doparse es emplear sustancias para conseguir, en un momento concreto, un mayor rendimiento físico, aquí se dopa mucha gente” (ver EL DOPAJE Y LA HIPOCRESÍA). Sin embargo, una y otra vez, son las y los deportistas quienes están en la picota por tomar sustancias prohibidas o porque alguien sospecha que lo han hecho.

Acceso a DOPAJE

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?


Reflexiones sobre deporte e inmigración

Javier García Aranda – noviembre 2015

Es obvio que para promover el deporte entre quienes integran un  colectivo social, no es posible generalizar los objetivos específicos y las acciones concretas susceptibles de ser llevadas a cabo en un determinado ámbito de planificación deportiva. No obstante, hay algunas ideas que, a mi juicio, merecen ser tenidas en cuenta en la elaboración de las políticas públicas destinadas a favorecer el acceso al deporte de las personas inmigrantes, en un marco general de integración de estas personas en la sociedad de acogida.

En todo caso, las reflexiones sobre la mejora del acceso al deporte de ciertos grupos sociales -como es el caso de las personas inmigrantes- sólo adquieren pleno significado en ámbitos en que el Estado de bienestar no esté en riesgo de ser desmantelado, ya que, por lo general, una persona se interesa por hacer deporte cuando tiene garantizada una existencia mínimamente digna. Además, esas reflexiones sólo pueden servir para resolver problemas si la mediocridad manifiesta de algunos gestores públicos no ha dado al traste con las políticas públicas orientadas a promover el deporte.

Acceso a REFLEXIONES SOBRE DEPORTE E INMIGRACIÓN

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?