El blog de Javier García Aranda

FÚTBOL ES FÚTBOL

Javier García Aranda – 2014

Las limitaciones para expresarse en castellano hicieron que Vujadin Boskov acuñara la tautología más famosa de la historia del deporte. Desde que en 1979 el serbio la proclamara, esta verdad de Perogrullo ha sido la fórmula empleada, una y otra vez, en los medios de comunicación o en los despachos, con significado deportivo o extradeportivo, con media sonrisa o en pose conspicua, para justificar la perpetua paradoja en la que pervive el deporte más importante del mundo, el fenómeno de masas por excelencia.

Cualquier perspectiva desde la que se observe el fútbol deja ver tal cúmulo de incoherencias, de exageraciones, de decisiones ilógicas, de falta de rigor, que sólo queda encogerse de hombros y repetir, como en una letanía: fútbol es fútbol. Y si a través de este mantra usted no logra entender y aceptar lo incomprensible, lo absurdo del fútbol, es que no ha sido tocado por la mano del dios de Maradona. Y entonces nunca logrará conocer el éxtasis de una velada de Champions, no podrá experimentar el subidón al ver ganar a su equipo, no sabrá lo que es el síndrome de abstinencia que sigue al final de cada liga. Fútbol es fútbol: Boskov dixit.


El eclipse de Platini

Javier García Aranda – mayo 2016

La estrella del otrora dios del fútbol se ha eclipsado, después de haber sido degradado con deshonor por haber seguido la misma senda que los moradores del Olimpo, que no se conformaban con ser dioses y simultaneaban su privilegiado estatus con el cultivo de las pasiones humanas más elementales.

Cuando el ex futbolista galo inició su andadura por el tenebroso mundo de la burocracia futbolera, parecía capaz y dispuesto a insuflar aires modernizadores al fútbol europeo e, incluso, al todavía más oscurantista fútbol mundial. Sin embargo, tras pasar a ocupar la presidencia de la UEFA y convertirse en uno de los baluartes del balompié de salón, no hizo falta demasiado tiempo para que Platini y su vídeo fueran engullidos por el turbio entramado del deporte rey.

Platini no ha sido capaz de mantenerse al margen de la vorágine de corrupción del fútbol: una gran trituradora de todo aquello que huela a modernidad y transparencia, por mucha imagen fashion que exhiba y por mucho que practique postureos pseudosolidarios de película lacrimógena de la factoría Disney.

El siniestro derrotero por el que gambetea el fútbol en su imparable conquista de todos los ámbitos territoriales del planeta no es el problema más grave y acuciante de la humanidad, pero es uno de los indicadores más sonrojantes de su degradación e hipocresía.

Acceso a EL VÍDEO DE PLATINI

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?


La estelada, la vicepresidenta y el fútbol

Javier García Aranda – mayo 2016

Cuando se prohíbe la exhibición de un símbolo representativo de una opción política legítima, es de Perogrullo que se trata de una decisión con contenido político. Es el caso de la prohibición de llevar banderas esteladas de Catalunya a la final de la Copa del Rey de fútbol. Y, desde la obviedad de que se trataba de una decisión política, se venía produciendo la confrontación de pareceres de diferentes actores políticos y sociales, tanto en los medios de comunicación como en los tribunales.

Así iban las cosas hasta que la vicepresidenta del Gobierno de España en funciones decidió irrumpir en el escenario y empeñarse en hablar de fútbol. Y, con esa excusa construyó un discurso en el que, por si no fuera suficiente con la grima que producen el oscurantismo y la corrupción de las estructuras futboleras, la señora Sáenz de Santamaría se dedicó a cantar sus alabanzas, como si se tratara de instituciones ejemplares. ¿Será que la vicepresidenta no tiene suficiente con ocuparse de lo que afecta a su partido?

Acceso a LA ESTELADA, LA VICEPRESIDENTA Y EL FÚTBOL

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?


Fútbol en Nochevieja: todo por la selección

Javier García Aranda – agosto 2015

Es imposible opinar sobre lo que ocurre en el día a día del fútbol y no reincidir en lo que ya se haya dicho o escrito de mil y una formas en cientos de páginas de prensa y decenas de horas de radio y televisión. A estas alturas todo quisqui sabe que habrá partidos de fútbol en la Nochevieja de 2015 y conoce los pormenores del asunto.

No tiene mayor interés que los millonarios prematuros tengan que “trabajar” en la despedida del año, ni causa excesiva sorpresa que la iniciativa haya partido de la Asociación de Futbolistas Españoles, pseudosindicato pintoresco donde los haya. Lo que llega al alma futbolera es que, al parecer, el motivo del cambio de calendario es defender los intereses de la selección (sic). Y eso sí merece una reflexión, porque el asunto hiede.

Acceso a FÚTBOL EN NOCHEVIEJA: TODO POR LA SELECCIÓN

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?


Huelgas en el fútbol

Javier García Aranda – junio 2015

Soy de la opinión de que la justicia social no puede sustentarse exclusivamente en el ejercicio de la libertad negativa, es decir, en la capacidad de poder hacer algo o dejar de hacerlo sin ser coaccionado para ello. En cualquier caso, es inapelable que, desde que se inventó que un ser humano pueda trabajar para otro a cambio de un salario, la persona asalariada tiene derecho inalienable a decidir entre realizar el trabajo y recibir un salario justo o no trabajar y, en buena lógica, dejar de cobrar la correspondiente retribución. Así y todo, con la perspectiva que a uno le da la experiencia, no me cabe ninguna duda de que hay huelgas y huelgas.

Acceso a HUELGAS EN EL FÚTBOL

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?


Bielsa y los coches de los futbolistas

Javier García Aranda – febrero 2015

Hace unos años, Marcelo Bielsa llamó millonarios prematuros a los futbolistas a los que entrenaba. Que se lo dijera, cara a cara, a jugadores del Athletic y que lo hiciera después de que hubieran perdido dos finales seguidas y, al parecer, todavía tuvieran ganas de broma es sólo una anécdota. Lo relevante es el mensaje que contiene: el fútbol profesional está protagonizado por veinteañeros llegados precozmente a millonarios. Esto explica, en muchas ocasiones, su comportamiento tanto dentro como fuera del campo. Sus exageraciones automovilísticas son un indicador de lo acertado del diagnóstico del “LocoBielsa.

Acceso a BIELSA Y LOS COCHES DE LOS FUTBOLISTAS

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?


El vídeo de Platini

Javier García Aranda – 2014

En 1996, cuando el texto “El vídeo de Platini” fue publicado en prensa, el susodicho sólo era un ex futbolista famoso, ganador del Calcio italiano, la Copa de Europa, la Copa Intercontinental, la Eurocopa, el Balón de Oro (tres veces). En suma: uno de los mejores jugadores del siglo XX y, por ende, Caballero de la Legión de Honor de la república francesa (que es, debo reconocerlo, lo que más envidia me da).

Recordar el historial deportivo de Platini sirve para dejar constancia de que antes de  ser presidente de la UEFA era un futbolista de máximo nivel mundial; por tanto, acceder a ese cargo no le supuso un cambio en su estatus social. Por otro lado, no cabe duda de que su amplia experiencia como jugador le avalaba para opinar sobre las deficiencias del arbitraje y, a mi juicio, acertaba plenamente cuando proponía que se hiciera uso de la tecnología para evitar errores arbitrales.

¿Cómo se explica que ahora que es presidente del máximo organismo rector del fútbol europeo no abogue por aplicar la tecnología que antes predicaba como la fórmula más idónea para evitar los errores arbitrales más graves? ¿Cómo se entiende que se haya olvidado de sus tesis cuando cualquier espectador que tenga delante un aparato de TV (en su casa o en el propio campo de fútbol) puede saber si el árbitro ha acertado al señalar una falta peligrosa, un penalti o al anular o dar por válido un gol? ¡Y, además, lo sabe antes de que el balón se ponga de nuevo en juego!

¿Cómo es posible que en el fútbol profesional no se usen para arbitrar las imágenes grabadas cuando ya se utilizan en otros deportes, sin mayor problema y con total normalidad? ¿Es de recibo que se continúe apostando por no enmendar de forma sencilla e inmediata errores graves de arbitraje que adulteran la competición y que exasperan a los espectadores?

En algunos mentideros futbolísticos se ha dicho que el motivo del despropósito es que hay países y regiones del mundo en las que el fútbol es un fenómeno social de primer nivel, pero su nivel de desarrollo económico no es suficiente como para disponer de forma generalizada de medios tecnológicos adecuados.

En uno de sus artículos, el periodista Ezequiel Fernández Moores (Agencia ANSA) afirma que echar la culpa de no usar la tecnología a la International Board -una especie de consejo de ancianos de la tribu futbolera, que presuntamente defiende las supuestas esencias del tinglado y que se opone al uso de la tecnología- no es más que una excusa del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y de sus adláteres para seguir manteniendo su poder omnímodo dentro del fútbol. En el mismo artículo recuerda que el anterior presidente de FIFA, Joao Havelange, ya decía que “El error humano es la sal del fútbol” y que, así mismo, Dunga, ex futbolista y ex entrenador de la selección brasileña, proclamaba que: “El fútbol es polémica, debate. Si todo es perfecto, no habrá nada que discutir. Ustedes (los periodistas) perderán el trabajo porque no tendrán sobre qué polemizar, y nosotros tendremos que ir a casa porque nada habrá para mejorar“.

No se si es por solidaridad con los económicamente menos desarrollados, porque los errores venden más que los aciertos, porque los dirigentes del fútbol quieren que los árbitros se confundan cuando interesa o, simplemente, porque son muy tozudos, pero no se entiende -al menos en estas latitudes- que en el fútbol profesional se siga arbitrando a ojo, cuando la inmensa mayoría de los espectadores lleva un ordenador en el bolsillo.

Habrá que preguntar a Platini cuál es el origen de la metamorfosis de las ideas razonables que postulaba en los años 90 hasta convertirse en el siglo XXI en un discurso casposo.  Probablemente la causa del cambio sea el auténtico virus FIFA-UEFA.

Acceso a EL VÍDEO DE PLATINI

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?


La operación EIBAR

 Javier García Aranda – 2014

Soy accionista del Eibar. En el año 2005 compré una acción. Al igual que cuando he suscrito acciones de otras sociedades anónimas deportivas (la Real Sociedad o el Real Unión), era consciente de que era un dinero donado a fondo perdido.

La operación resultó un tanto curiosa porque para llegar a ser titular de una acción cuyo valor nominal es 60,10 euros (según consta en el título de propiedad que me enviaron) aboné previamente 180 euros a la Sociedad Mercantil MENDATE S.L. Al parecer, el Eibar había anunciado una “campaña de venta de 2700 acciones en autocartera” al susodicho precio de 180 euros (aunque, según mis informaciones, en aquellos momentos el Eibar no tenía autocartera de acciones y, de hecho, quien me la vende es una sociedad instrumental del propio Eibar).

La donación al Eibar era una forma de mostrar mi simpatía y solidaridad con una entidad con algunos de cuyos directivos había mantenido una cordial relación durante varios años; precisamente la época en la que se gestiona que el Eibar no renueve el convenio de colaboración que desde 1992 mantenía con el Athletic (que está en el origen de “La operación Eibar”) y suscriba un nuevo convenio con la Real Sociedad.

La historia es que en 1992 la normativa obligó a la Sociedad Deportiva Eibar a convertirse en sociedad anónima deportiva para poder seguir participando en la liga profesional de fútbol. Para ello debía reunir un capital social de cerca de 400.000 euros de la época (aunque en aquel momento se contaba en pesetas). La suscripción de acciones para que el Eibar continuara su periplo deportivo en el fútbol profesional no alcanzaba la cantidad estipulada, lo que condenaba al Eibar a abandonar la Segunda División (que según la normativa es una categoría “profesional”) y a descender a la Segunda División B (que según la normativa es una categoría “no profesional”).

Llama la atención que en un pueblo como Eibar, en el que, a pesar de que las crisis del último cuarto del siglo XX hicieran estragos económicos importantes, es conocida la existencia de estirpes de reconocida solvencia económica, nadie diera un paso al frente para poner en el Eibar dinero suficiente como para cubrir su capital social.

En 1992 quien acudió al rescate fue el Athletic (al que, por cierto, la mandanga legal que rige el asunto futbolero nunca ha obligado a convertirse en sociedad anónima deportiva). Y a mi me parecía -y me parece- que permitir que el Athletic se enseñoreé de la cantera del fútbol guipuzcoano era y es un riesgo que la Real Sociedad no puede permitir. De eso va “La operación Eibar”.

Salvando todas las distancias con la situación del año 1992, la historia amenaza con repetirse. Es sabido que para continuar en el fútbol profesional (en Segunda o en Primera División), el Eibar debe realizar una ampliación de capital. ¿Se logrará esta vez que los eibarreses de pro aflojen el bolsillo? A estas alturas, no sería de recibo que alguien pusiera sobre la mesa otra operación Eibar.

Acceso a LA OPERACIÓN EIBAR

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?

Deporte y medios de comunicación

Javier García Aranda – 2014

Al comienzo de la liga de fútbol 1992-93, el Atlético de Madrid que presidía Jesús Gil y Gil impedía a periodistas el acceso al estadio Vicente Calderón y exigía a sus respectivas empresas el abono de un canon para permitirles informar in situ sobre los partidos que disputara su equipo de fútbol profesional (al parecer, los periodistas se vieron obligados a comprar las correspondientes entradas y cubrir la información desde las gradas).

Derecho a la información versus derechos de los clubes y sociedades anónimas deportivas sobre los espectáculos deportivos protagonizados por sus equipos. La polémica estaba servida. Y de maestro de ceremonias oficiaba el señor Gil y Gil. En el fragor de esta batalla se redactó el texto que se adjunta, aunque nunca llegó a ver la luz pública: el enfrentamiento dialéctico era tan visceral que no había sitio para posiciones eclécticas. 

Por cierto, al comenzar la temporada 2011-2012 es la Liga de Fútbol Profesional la que ordena a sus integrantes que no permitan la entrada de las radios a los estadios, hasta que estos medios de comunicación accedan a abonar el correspondiente canon. Curiosamente, como muestra de que el fútbol profesional es un permanente generador de paradojas (por decirlo de una manera fina), el único club que en ese momento permite entrar a su estadio a los periodistas radiofónicos es el Sevilla.

¿A que no adivinan quién era el presidente del Sevilla? ¿A que no saben en qué municipio trabajó dicho presidente en unos asuntos que le han llevado al trullo? ¿A que no aciertan quién había sido antes alcalde de ese municipio? Sigan la pista del canon y tendrán las respuestas.

Acceso a DEPORTE Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN

¿Quieres hacer algún comentario? – Iruzkinik egin nahi duzu?